Protect the climate - home

2 grados más – ¿y qué?

Prevención del cambio climático a nivel local

como parte de la lucha contra la pobreza

¿Qué es el cambio climático?

Eisberg
© privado

Cambio climático – ¿Qué es eso?

¿Clima o tiempo?

El estado que presenta la atmósfera en un determinado momento y lugar se denomina "tiempo", es decir, si hace sol o llueve, si hace calor o frío. La palabra "clima", sin embargo, hace referencia al estado medio de la atmósfera en un lugar concreto durante un periodo de tiempo más largo, normalmente de 30 años. A diferencia del tiempo, que a menudo puede cambiar de un momento a otro, el clima, o dicho de otro modo, el "tiempo meteorológico medio" de una región determinada, cambia muy lentamente.

Los cambios climáticos a lo largo de la historia y el cambio climático actual

Siempre ha habido cambios climáticos durante la larga historia de la tierra. Durante la última glaciación, por ejemplo, que terminó hace aproximadamente 10.000 años, gran parte de Alemania estuvo cubierta bajo una gruesa capa de hielo. También en los últimos mil años, el clima de la tierra ha ido cambiando: A la hasta ese momento cálida Edad Media le siguió a principios del siglo XV un periodo frío, la llamada Pequeña Edad de Hielo, que duró hasta el siglo XIX. 
 
Entonces ¿qué diferencia hay entre el calentamiento global que observamos desde la segunda mitad del siglo pasado y los cambios climáticos anteriores? Por primera vez, las razones del enfriamiento o calentamiento del clima no se deben a procesos naturales como variaciones en la radiación solar o erupciones volcánicas. Por el contrario, los científicos han descubierto que el aumento global de la temperatura ha ido paralelo a un aumento de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

En los núcleos de sedimentos extraídos de glaciares se puede observar la composición de la atmósfera de los últimos 800.000 años. La concentración de CO2 fluctuaba desde aquel entonces y hasta el comienzo de la revolución industrial entre unos 200 ppm (partes por millón, 1ppm = 0,0001 por ciento) y 300 ppm. Desde entonces ha aumentado a más de 390 ppm y superará en pocos años el umbral de 400 ppm.

La elevada cantidad de gases de efecto invernadero se atribuye a la actividad humana: es el hombre mismo quien por primera vez cambia el clima. Debido al aumento de gases de efecto invernadero, el efecto invernadero natural se intensifica. El resultado: cada vez hace más calor.

El efecto invernadero natural

Infografik: Treibhauseffekt

La energía solar llega a la tierra en forma de radiación de onda corta. Esta se refleja desde la superficie de la tierra como radiación térmica de onda larga (radiación infrarroja) de vuelta hacia el espacio. Sin embargo, una parte de esta radiación térmica no vuelve a abandonar la atmósfera: el vapor de agua y los gases invernaderos, principalmente dióxido de carbono y metano, la retienen. De esta manera, la radiación se queda en la atmósfera y calienta la superficie y la troposfera de la tierra, dando como resultado un aumento de la temperatura. Este llamado efecto invernadero natural es de vital importancia para la vida en la tierra. Sin él la temperatura sobre la superficie terrestre sería de tan solo -18 °C en lugar de un promedio de +15 °C. De manera que, en cierto sentido, el vapor de agua y los gases de efecto invernadero —que siempre han existido en la atmósfera incluso sin intervención humana— funcionan como el techo de vidrio de un invernadero. Los rayos del sol atraviesan el vidrio casi sin obstáculos, mientras que la radiación térmica de onda larga se queda "atrapada" en el invernadero. 

El efecto invernadero antropogénico

El efecto invernadero de origen antropogénico es la causa del cambio climático provocado por el hombre. Desde los inicios de la industrialización, el hombre quema grandes cantidades de combustibles fósiles como el carbón, petróleo y gas natural para obtener energía. Durante la combustión se libera el carbono almacenado en estas sustancias en forma de gas como dióxido de carbono (CO2) y este entra en la atmósfera. De esta manera aumenta la concentración de CO2 y de otros gases de efecto invernadero en la atmósfera. A estos pertenece, por ejemplo, el metano (CH4), que se emite en grandes cantidades por la actividad agrícola. La concentración actual de CO2 y metano en la atmósfera es mayor que en cualquier otro momento de la historia reciente de la tierra.
 
Con la ayuda de una medición de isótopos se puede identificar al ser humano como causante inequívoco de la elevada proporción de CO2 en la atmósfera. Esto se debe a que el dióxido de carbono de combustibles fósiles tiene une relación diferente de los isótopos de carbono 13C y 12C que el CO2 procedente de otras fuentes como, por ejemplo, de erupciones volcánicas. Ahora el efecto invernadero antropogénico intensifica el efecto invernadero natural, de manera que sube la temperatura y cambia el clima. Las principales fuentes de gases de efecto invernadero son las centrales energéticas, el tráfico, la industria, la agricultura y la deforestación.

¿Cuáles son las consecuencias del cambio climático?

En comparación con la era pre-industrial, la temperatura ha subido hasta el momento unos 0,8 °C. Comparado con las anteriores fluctuaciones naturales de la temperatura, esto es un aumento tremendamente rápido y tiene consecuencias globales: en las últimas décadas, la extensión de hielo ártico durante el verano ha disminuido en un 20 por ciento; el nivel del mar ha subido alrededor de 12-22 cm en el siglo pasado y sigue aumentando 3,3 mm al año; en los Alpes, los glaciares ya han perdido la mitad de su volumen y la velocidad aumenta. Los fenómenos meteorológicos extremos como huracanes o inundaciones después de fuertes lluvias no solo son cada vez más frecuentes, sino que también más intensos.
 
También hay muchos cambios que se pueden observar en Sudamérica. Los glaciares de los Andes se han reducido considerablemente en los últimos años y algunos ya han desaparecido casi por completo. Las sequías son cada vez más frecuentes y amenazan las cosechas y el suministro de agua potable. Al mismo tiempo, se multiplican los casos de precipitación extrema acompañada de deslizamientos de tierra e inundaciones. El aumento de las temperaturas permite que mosquitos que transmiten enfermedades como la malaria y el dengue se extiendan en zonas donde el clima era inicialmente demasiado frío para ellos. El cambio climático también amenaza la biodiversidad, ya que precisamente las zonas con mucha diversidad de especies como, por ejemplo, la selva amazónica, son muy sensibles a los cambios de temperatura y precipitación.     

El objetivo de los 2 grados

Las políticas internacionales sobre el clima se basan en el objetivo de limitar el calentamiento global a 2 °C por encima de los niveles preindustriales como máximo. Más allá de este límite se esperan consecuencias fatales e irreversibles para el clima y el ecosistema global.
 
El clima terrestre es un sistema muy complejo. Cuando se sobrepasan ciertos umbrales, las probabilidades de que se den cambios bruscos y extremos con consecuencias catastróficas para el ecosistema global aumentan considerablemente. Un gran problema añadido es la retroalimentación positiva, es decir, una serie de procesos auto intensificadores que impulsan aun más el cambio climático provocando un calentamiento global irreversible. Estos procesos se llaman umbrales críticos. Si, por ejemplo, se descongela el permafrost siberiano, se liberarán grandes cantidades de metano a la atmósfera lo que intensificaría el efecto invernadero. Si se derrite el hielo del Ártico, aumentaría el nivel del mar como consecuencia directa. Al mismo tiempo disminuiría el albedo, es decir, la relación entre la luz solar que se refleja y la que se absorbe, lo que resultaría en un aumento adicional de las temperaturas: mientras que gran parte de la radiación solar que cae sobre una luminosa capa de hielo se refleja, el océano la absorbe en mayor medida. Con ello se calientan el mar y la capa de aire por encima de este.

¿Qué hacer?

Hay dos estrategias para enfrentar el cambio climático:

Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

Una estrategia consiste en limitar el cambio climático a 2 °C como máximo en comparación con los niveles preindustriales para reducir los daños al clima y sus graves consecuencias para todo el planeta. Según las previsiones, al anterior aumento de temperatura de 0,8 °C se sumará otro aumento inevitable de al menos 0,5 °C. Esto se debe a que los gases de efecto invernadero (GEI) que provocan estas subidas ya se encuentran en la atmósfera, pero el calentamiento se produce con retraso. Por lo tanto, el objetivo de los 2 grados es bastante ambicioso. Para lograrlo, las emisiones de GEI para 2050 han de reducirse respecto a 1990 en al menos un 50 por ciento a nivel global y en los países industriales incluso alrededor del 80-95 por ciento.
 
Sin embargo, en la actualidad, las emisiones de gases de efecto invernadero no dejan de aumentar. Por lo tanto, solo se podrá conseguir el objetivo de los 2 grados si la política y la economía a nivel local, regional, nacional y global cambian su manera de actuar en los próximos años y aplican decididamente las medidas necesarias. Parte de estas es la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables en lugar de combustibles fósiles como carbón y petróleo, la movilidad eléctrica, el aumento de la eficiencia energética en la industria y en los hogares y la protección y conservación de los bosques que quedan en nuestro planeta.
 
Pero la responsabilidad no solo recae sobre la política y la economía. Cada uno de nosotros debe sentirse llamado a aportar su grano de arena: exigir a las empresas una actuación más sensible con el clima, ahorrar electricidad en casa, reducir los viajes en avión o cambiar el auto por la bicicleta o el transporte público.

Adaptación al cambio climático

  • Lateinamerika-Zentrum e.V. on facebook
  • Lateinamerika-Zentrum e.V. Youtube-Channel

Boletín electrónico

¿Quiere estar al tanto de todo? Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

Suscribirse al boletín electrónico » 

 

Foro

¿Tiene algo que decir? Discuta con nosotros en el foro.

Foro » 

 

Encuesta

¿Qué opina sobre este tema?

Encuesta »